ARCANO MAYOR XXI

El Mundo en el tarot

Carta El Mundo en el Tarot de Marsella

“El mundo es lo que tú piensas que es; pero el que piensa no eres tú.”

Alejandro Jodorowsky

Artista y psicomago chileno.

Elementos

Tierra

Asociación astrológica

Saturno

Significados

  • Éxito
  • Realización
  • Libertad
  • Plenitud
  • Perfección
  • Nacimiento
  • Gran viaje
  • Consciencia final

Introducción a este Arcano

El Mundo en el tarot es el último Arcano Mayor y el final de un camino que se inició con la carta de El Loco. Para muchos expertos es el mejor naipe de la baraja, pues anuncia la resolución de la llamada de El Juicio y la plenitud de consciencia de toda persona, representanto la comprensión última tanto de la sabiduría interior y espiritual como de el mundo que nos rodea. Es la realización suprema.

Este Triunfo no es solamente una representación de la totalidad del mundo, como su nombre indica, sino una referencia a la totalidad del hombre. El Mundo es la carta del tarot con mayor cantidad de símbolos y, tal vez, de significados: en la baraja del tarot de Marsella veremos como la mandorla de hojas es un símbolo de la unión de el Cielo y la Tierra, como las cuatro figuras de las esquinas son los animales del profeta Ezequiel o las dos varas que la figura central porta en sus manos son una alusión al equilibrio de los opuestos.

Este arcano se ha asociado con el elemento Tierra y, en astrología, con el planeta Saturno, símbolo del perfeccionamiento y las estructuras sólidas, el astro con la órbita más amplia de los planetas conocidos en la antigüedad y el último que se podía ver desde la Tierra a simple vista.

Este es el naipe que cierra la serie de los Arcano Mayores y, por tanto, abre el camino a conocer a todos los Arcanos Menores.

Descripción de la carta de El Mundo

En este naipe del tarot vemos a un personaje de características humanas en el centro de una corona ovalada de laureles de varios colores y otras cuatro figuras en cada esquina de la carta: un ángel, un águila, un buey y un león.

La figura central -completamente desnuda y de color carne- parece bailar mientras apoya un pie en un suelo amarillo y el otro lo mantiene doblado detrás y en el aire. Presenta rasgos femeninos, como un largo cabello y senos en su pecho, pero a la vez masculinos, pues vemos una expresión facial varonil, caderas estrechas y piernas musculosas. Debido a lo anterior, podemos decir que estamos ante la figura de un ser andrógino, es decir, un ser que representa la unión de los dos sexos. La única prenda que viste es un largo velo que pasa por su nuca y su sexo, también de color carne.

Porta en sus manos dos objetos: el de su mano izquierda parece una pequeña vara (parecida a la de otro Arcano del Tarot, El Mago), mientras que el de la mano derecha es confuso, aunque analizando otras versiones de la baraja de tarot se puede decir que es también una vara pero de menor tamaño que la otra.

La guirnalda presenta una forma elíptica, recordando a las mandorlas medievales con forma de almendra que se utilizaban para enmarcar muchas imágenes religiosas. Está formada por varias hojas de laurel de color amarillo, rojo y azul, y en su parte superior e inferior está decorada con dos ribetes de color rojo.

En cuanto a las figuras de las esquinas: en la parte superior izquierda vemos a un personaje angelical con un halo y alas de color rojo, ropas blancas y azules y cabellos de color carne; en la esquina superior derecha se observa un águila dorada con alas azules y un halo rojo. Ambas figuras parecen flotar en nubes blancas.

En cuanto a la zona inferior, vemos a la izquierda una especie de buey de color carne, mientras que a la derecha observamos un león con aureola y completamente amarillo.

Carta de El Mundo en el tarot Universal de Waite

Carta de El Mundo en el Tarot Universal Waite

Tanto el mensaje como la representación pictográfica de la carta de la baraja Universal de Waite no se distancia mucho del naipe del tarot de Marsella. Sin embargo, podemos apreciar varias diferencias: el personaje central sin duda se trata, en este caso, de una mujer, mientras que ninguna de las figuras de las esquinas tienen un halo (como en la carta del tarot de Marsella sí tienen el ángel, el águila y el león). Por otra parte, la mujer sostiene dos varas doradas perfectamente iguales, mientras sus cabellos voluminosos y majestuosos recuerdan a una poderosa llamarada.

Explicación de los colores

La carta de El Mundo une todos los colores que ya hemos visto en el resto de los Arcanos del tarot de Marsella. Si bien ningún color tiene más protagonismo sobre otro, llama mucho la atención completa presencia del color carne en el personaje central, siendo sinónimo de todo lo humano y carnal.

La presencia del rojo, amarillo y azul juntos en la mandorla de hojas hace referencia a los tres planos y la unión final de estos: el espiritual, el material y el mental.

El azul, color de todo lo espiritual, lo vemos presente precisamente en las dos figuras de la parte superior, la zona que representa el mismo Cielo.

El rojo, color de las pasiones y la vitalidad, lo vemos presente en el ángel y en el águila, mientras que en la corona de flores lo vemos en los ribetes de la parte de arriba y de abajo, tomando el papel de la “energía” que es fundamental para unir los tres planos y la cual está siempre presente en ellos.

El color blanco de las nubes indica que las dos figuras superiores se sostienen de bases puras y completamente veraces.

El amarillo aparece en las figuras de la derecha de la carta (águila y león), señalando que la parte activa de la carta está directamente relacionada con una inteligencia divina.

Significado de El Mundo en el tarot

La carta de El Mundo suele asociarse en el tarot con realización, éxito y plenitud. Es el último de los Arcanos Mayores y representa al andrógino final, a la conciliación de los opuestos, al equilibrio de todos los elementos, al punto de unión entre el bien y el mal y a la última elevación espiritual del ser humano.

Para algunos especialistas, este Arcano es una analogía al orgasmo femenino o al embarazo, así como la carta de La Torre del tarot lo era del sexo masculino y su eyaculación.

Al ser el último Arcano mayor del tarot simboliza el final de un ciclo y de un largo proceso, es el naipe de la síntesis. Su significado hace constante referencia a que la última etapa evolutiva del hombre se ha de caracterizar por conseguir la elevación espiritual o conciencia cósmica a través de la misma vida material o terrenal.

Es por ello que, tanto por su significado asociado como por su representación pictórica, este Triunfo es una referencia clara a Gea, la diosa griega que personificaba a la misma Tierra o Gran Madre Tierra, así como a la teoría o hipótesis Gaia, la idea de que la Tierra es un planeta viviente, un organismo evolutivo en sí mismo. De esta manera, se fortalece la idea de que para alcanzar el último estadio evolutivo espiritual hay que tener una constante y profunda relación con nuestro entorno.

Por tanto, es también El Mundo en el tarot una referencia al concepto filosófico de Anima Mundi (originado por el filósofo griego Platón), donde la Tierra tiene alma y espíritu, el mediador universal presente en todo, que une todas las cosas y es el mismo motor de cada alma humana.

El ser andrógino: la unión perfecta de los opuestos

El personaje central, como vimos en la descripción de esta carta, es un ser andrógino (si bien a primera vista parezca una mujer), es decir, un hermafrodita, la perfecta fusión del polo masculino y del polo femenino, blasón de la esencia de la naturaleza humana en su totalidad. No existe en tal ser el dominio de un polo sobre el otro.

La figura se presenta de frente y mirando ligeramente hacia la izquierda de la carta, denotando una predisposición a ejecutar alguna acción directa y plena receptividad. Como vemos, apoya un pie sobre una base de color amarillo, lo que indica que su obra se sustenta de una inteligencia pura, mientras que el otro pie plegado detrás y en el aire fortalece su disposición al perpetuo movimiento. De hecho, la posición de los pies es exactamente igual a la que vimos en la carta del tarot de Marsella de El Colgado, pero esta vez las bases son sólidas e indestructibles.

Otros dos elementos que representan la dualidad de esta carta son los dos objetos que la figura central sujeta en sus manos, siendo la vara el elemento de poder y masculinidad y el objeto indeterminado la parte femenina. En el mismo sentido, una de las manos se dirige hacia abajo y la otra hacia arriba, señalando que “como es abajo es arriba, como es arriba es abajo” y al polo positivo y negativo. Esta última apreciación nos remite, de nuevo, al Arcano del tarot de El Mago, el cual puede darnos una pista de que lo que el hermafrodita realmente tiene en su mano izquierda es una esfera y no una vara.

El velo que envuelve al ser andrógino sugiere la presencia de movimiento constante y apunta al dinamismo eterno de los opuestos. A diferencia del protagonista en el primer Arcano del tarot, el personaje protagonista de El Mundo no está arraigado a ningún pasado ni predispuesto a ningún futuro, ni está limitado por fuerzas como La Fuerza, La Muerte o la Rueda del destino (ver la carta de La Rueda de la Fortuna del tarot).

La Mandorla: el símbolo del triunfo

La corona de laurel es otro elemento sinónimo de dualidad, pues es una representación de la unión existente entre el Cielo y la Tierra, es decir, entre cuerpo y alma, entre espíritu y materia, entre el consciente y el subconsciente. Los laureles son equivalentes a triunfo y éxito, lo que significa que esta carta es un premio y una recompensa al final de un largo camino: la realización del ser.

La utilización de esta corona con forma elíptica puede ser una herencia de la tradición cristiana: es una mandorla (palabra que proviene originalmente de “almendra“), un elemento que se usaba en muchas de las imágenes religiosas para envolver a figuras como Cristo, La Virgen María u otros santos. Era un símbolo de eternidad.

Por otra parte, puede ser también una alusión al símbolo alquímico de la totalidad, a saber, el “huevo filosófico“, aquel lugar donde se formaría el ser andrógino perfecto y final, y en el que se encontraban los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.

Su forma elíptica nos remite, también, a la forma de una vagina, dando paso a este ser recién creado o nacido. A diferencia de La Rueda de la Fortuna y de cualquier otra estructura o forma circular, esta mandorla presenta dos centros o focos, otro indicador tanto de la armonía de la dualidad (totalidad) como de la posibilidad de un desarrollo superior.

Las cuatro figuras: el ángel, el águila, el buey y el león

Las cuatro figuras existentes en las esquinas de la carta se presentan como una imagen de cuatro fuerzas que actúan de manera servil al centro de la carta. Tales siluetas se han asociado al Libro de las Revelaciones o Apocalipsis 4:7, donde se describía el trono del mismo Dios:

“El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando”.

A su vez, estos cuatro seres representan cuatro Evangelistas y, en caso del tarot, son también una referencia a los cuatro palos y a los cuatro elementos, siendo la base de los mismos Arcanos Menores, como veremos en detalle a continuación.

Detalle ángel de la carta El Mundo en el tarot

La figura del ángel (receptivo) simboliza las fuerzas emocionales y el amor, siendo la imagen superior de la humanidad y la adaptación perfecta entre espíritu y materia. Su elemento es el Agua, su signo Acuario, su evangelista asociado Mateo y su palo el de Copas.

Detalle águila de la carta El Mundo en el tarot

El águila (activo) refiere al plano mental e intelectual, a toda aquella sabiduría que no se representa con palabras. Su elemento es el Aire, su signo zodiacal Escorpio, su evangelista asociado Juan y su palo el de Espadas.

Detalle buey de la carta El Mundo en el tarot

El Buey (pasivo) es sinónimo de la vida terrenal y corporal, denotado sobretodo por su color carne. Es la materia bruta, virgen, así como el equilibrio y la estabilidad. Como vemos no tiene corona o halo, denotando que no es partícipe de la eternidad de los otros. De la misma manera, cabe remarcar que su palo, Oros, no tiene números en la baraja del tarot de Marsella, a diferencia del resto. Su elemento es la Tierra, su signo Tauro y su evangelista asociado Lucas.

Detalle león de la carta El Mundo en el tarot

El león (activo) representa los deseos, la sexualidad, toda la energía codiciosa pero a la vez creativa y creadora. Su elemento es el Fuego, su signo Leo, su evangelista asociado Marcos y su palo el de Bastos.

El Mundo es la culminación del proceso de conocernos a nosotros mismos, del autoconocimiento de yo, una manifestación que al acontecer produce hondos y duraderos cambios que van más allá de la personalidad conseguida hasta el momento y pueden ser considerados como un auténtico renacimiento.

En tal figura vemos una exhibición completa de la total creación de Dios: flora, fauna, ser humano, seres celestiales… La unión de todos los elementos culmina con la representación final del ser humano último, elevado, la quinta esencia que trasciende a la propia humanidad y va más allá de toda dimensión percibida. Su imagen es, en última instancia, humana, muy cercana a nosotros.

Lectura de esta carta en una tirada

Cuando la carta de El Mundo en el tarot aparece en una tirada, su lectura es más que positiva. Puesto que representa el final de un largo camino o ciclo, suele indicar que el consultante se encuentra muy cerca de conseguir aquel objetivo por el que ha estado luchando largo tiempo, pues todo saldrá según lo deseado y planeado. Cualquier conflicto o problema que haya estado presente en los últimos meses desaparecerán, devolviéndonos esa parte de tranquilidad y felicidad que nos estaba arrebatando.

Cada plano personal se encuentra en orden, por lo que los logros llegarán en un corto periodo de tiempo y dará paso a una nueva etapa, a un nuevo ciclo de vida que traerá la posibilidad de vivir nuevas experiencias y disfrutar más de nosotros mismos, del entorno y de los demás. Debido a esto, El Mundo en una tirada de tarot porta el significado de la realización de un largo o importante viaje.

Es muy posible comenzar a vivir una etapa en la que nos sentimos más empáticos con las personas que nos rodean y mostremos actitudes o realicemos acciones de caridad y altruismo. Este naipe, pues, anuncia una conexión más auténtica y profunda con el resto de personas.

En todo caso, El Mundo nos avisa de que para conseguir todo lo anterior hemos de realizar aquellas acciones que nos dicta nuestra intuición y nuestra mente. No hay que vacilar a la hora de tomar decisiones que sabemos, dentro nuestro, que serán positivas y constructivas, aunque al principio puedan darnos miedo o respeto. Hemos de actuar en el mundo si queremos ver cómo el mundo nos recompensa.

Puesto que todos los Arcanos Mayores nos hablan de aquellas características más importantes de nosotros mismos, El Mundo, al ser la puerta de entrada a los Arcanos Menores, nos dice que es hora de centrarnos en el momento presente, en el ahora, y dejar de lado rencores o ideas preconcebidas que nos impidan actuar de la manera que necesitamos.

En cuanto a salud, si bien no es una carta que nos hable mucho en este aspecto, suele traernos buenas noticias: indica vigor, vitalidad y la ausencia de enfermedades graves.

En el trabajo o nuestra profesión obtendremos nuestros objetivos gracias -sobretodo- al buen hacer y desempeño profesional; la mejora en las relaciones con colegas o empleados será premiada con honores y, muy posiblemente, un ascenso. Siempre es un naipe que indica éxito en este plano. Por otra parte, El Mundo es también una señal de que encontremos finalmente nuestra auténtica vocación o que realicemos alguna obra que nos traerá increíbles resultados.

En referencia al amor y a las relaciones con los demás, este Arcano Mayor nos revela que muy posiblemente encontremos a la persona perfecta para compartir una nueva y bonita etapa. Si estamos ya en pareja, este naipe es siempre una señal de equilibrio y felicidad.

Finalmente, en cuanto a dinero o finanzas se refiere, El Mundo apunta a recompensas, riquezas y una posible liberación o independencia económica.

Combinaciones de El Mundo

A continuación, podemos ver algunas de las combinaciones de este Arcano Mayor con otras cartas cuyo resultado es importante tener en cuenta:

El Mundo + El Mago

Carta El Mundo en el Tarot de Marsella
Carta El Mago en el Tarot de Marsella

Felicidad y regocijo en el plano afectivo es lo que le traerá esta combinación del tarot; después de una larga etapa de preparación personal, obtendrá esos frutos que no solamente le traerán éxito sino que le otorgarán una mayor facilidad para crear nuevas amistades.”

El Mundo + La Estrella

Carta El Mundo en el Tarot de Marsella
Carta de La Estrella en el Tarot de Marsella

“En referencia al trabajo y el sector profesional, la razón y el buen juicio que demostrará en los días venideros serán la principal razón de que encuentre equilibrio en su trabajo o la buena gerencia en sus propios negocios (a pesar de encontrarse con mucha leal competencia).”

El Mundo + El Juicio

Carta El Mundo en el Tarot de Marsella
Carta de El Juicio en el Tarot de Marsella

“En cuestiones relacionadas con el dinero, usted verá posiblemente un incremento de su fortuna (aunque no sea muy grande) debido, en gran parte, a que podrá superar con éxito esas pequeñas dificultades que se le pondrán en el camino. La carta de El Juicio es, además, una señal de que pronto obtendrá algo de mucho valor personal y de forma completamente merecida.”

Explora otros Arcanos: