ARCANO MAYOR XVIII

La Luna en el tarot

Carta de La Luna en el Tarot de Marsella

“En el majestuoso conjunto de la creación, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espíritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.”

Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870)

Poeta y narrador español.

Elementos

Agua

Asociación astrológica

Júpiter , Neptuno y Piscis.

Significados

  • Intuición
  • Receptividad
  • Imaginación
  • Miedo
  • Autoengaño
  • Sueños
  • Secreto
  • Superstición

Introducción a este Arcano

Como señala el famoso poeta español en nuestra cita introductoria, la luz de la Luna es tenue y placentera; en gran parte, ello se debe a que nuestro satélite natural es pasivo: no tiene iluminación propia, sino que recibe y refleja la luz del mismo Sol.

De la misma manera, La Luna en el tarot es una carta que nos habla de pasividad y de una gran receptividad. Pero, puesto que es realmente difícil que podamos apreciar con nitidez y claridad los mismos detalles con la luz nocturna que con la diurna, este Arcano anuncia también ilusión, secreto, misterio, oscuridad, peligro y engaño. Veremos cómo este naipe representa, principalmente, el mundo interior y del inconsciente.

Siendo el Triunfo que representa por antonomasia al mundo interior y subconsciente del hombre, los astrólogos han vinculado esta carta con el psíquico signo zodiacal de Piscis: la duodécima casa que representa encierro y desgracia, y que se relaciona con la parte más espiritual y mística del ser humano.

Descripción de la carta de La Luna

En esta figura del tarot podemos observar tres zonas o planos claramente diferenciados: el superior, el intermedio y el inferior.

Comenzando por el plano superior -y más importante- vemos una Luna en cuarto creciente y de color azul. El astro está caracterizado con el rostro de una mujer de perfil, asemejándose más al de una mujer anciana que al de una joven. Tal figura se encuentra dentro de un círculo parecido al de una gran estrella pero de color azul, y compuesto por veintinueve rayos de varios colores (quince rojos, siete blancos y siete azules). Por otra parte, diecinueve lágrimas (invertidas) parecen ser desprendidas de dicha Luna: ocho azules, cinco amarillos y seis rojas.

En la zona intermedia de la carta vemos a dos animales, tal vez perros o lobos, ambos de color carne, que parecen aullar a la Luna con sus fauces abiertas y con la lengua fuera. Sendos animales se encuentran sobre un terreno muy accidentado y de color amarillo en el cual se aprecian algunas zonas con vegetación del mismo color. Al fondo y a los laterales, dos torres se erigen, ambas también amarillas.

Finalmente, en la zona o plano inferior del naipe, observamos una especie de estanque de color azul con estrías negras; dentro de él, un crustáceo, tal vez una langosta o un cangrejo, de color también azulado, aparece con sus patas completamente extendidas.

Carta de La Luna en el tarot Universal de Waite

Carta de La Luna en el Tarot Universal Waite

El naipe, en la baraja Universal de Waite, muestra los mismos elementos que en la baraja del tarot de Marsella: un estanque, una langosta, dos perros y dos torres. La Luna, esta vez con los ojos cerrados y un semblante serio y pensativo, se presenta en cuarto creciente por delante de un poderoso y luminoso Sol. Por otro lado, un camino zigzagueante discurre hasta perderse en el horizonte, ofreciéndose como una pasarela preparada por la que el crustáceo habrá de transitar.

Explicación de los colores

Sin ninguna duda, el azul es el color protagonista y más impactante en la carta de La Luna en el tarot. El tinte se encuentra en el mismo astro, en algunas lágrimas invertidas, rayos y en el gran estanque. Y es que el color azul es el color del cielo y de los mares, e indica espíritu, contemplación, intuición e inconsciente. Asimismo, en este Arcano concreto, el azul es una clara señal de poder psíquico y una señal que apunta directamente al alma.

El amarillo invade el resto del naipe como color co-protagonista: en las torres es un símbolo de fuerza masculina y gran voluntad, mientras que en el suelo y en las dos plantas es una referencia a la capacidad creativa pero también ilusoria de la imaginación.

Los dos perros de color carne refieren a todos los instintos primarios, carnales y cercanos a lo material, mientras que el rojo, presente en algunos de los rayos  y lágrimas que emite el astro, es una referencia a la gran influencia y acción que La Luna ejerce sobre la Tierra, siendo no solamente una fuente de energía y vitalidad sino también un manantial de deseos y pasiones.

Significado de La Luna en el tarot

Ilusión, oscuridad, energías ocultas, instintos animales, ciclos, intuición e inconsciente son algunos de los tantos significados principales que se le atribuyen a la carta de La Luna en el tarot. En general, este Arcano refiere a todas aquellas luchas y pulsiones internas de nuestro yo personal.

La Luna, el satélite que gira al rededor de la Tierra, es uno de los símbolos más conocidos y antiguos de toda la historia de la humanidad; generalmente se le ha asociado con el arquetipo femenino y, en caso del Junguiano, con el arquetipo de la Gran Madre, aquella manifestación simbólica que alude a los orígenes de la historia de las religiones. De hecho, los dos perros que dirigen sus aullidos hacia el astro pueden ser una referencia a los fieles, pasionales y, a veces, ciegos seguidores de alguna doctrina o creencia.

Este Arcano Mayor XVIII es la representación de la receptividad por excelencia: no emite su propia luz, sino que, como hemos comentado, se limita simplemente a reflejar la luz de nuestra estrella principal. Pero es gracias a esta receptividad y a tal reflejo por lo que el hombre ha logrado sobreponerse a las sombrías noches. Esto, en determinadas circunstancias, atribuye a esta carta un significado de fe y esperanza.

Por otra parte, La Luna aparece de perfil y en cuarto creciente: no logramos contemplarla completamente, pues una parte de ella permanece oculta, al igual que el auténtico satélite cuya “cara oculta” no podemos apreciar desde la Tierra. Es por ello que estas características suelen atribuirle a este Arcano un significado de misterio, secreto y ocultismo.

Del astro se desprenden varias gotas invertidas, parecidas a lágrimas: es un símbolo de la influencia que el satélite ejerce sobre toda la Tierra; que no haya presencia humana en este Arcano fortalece aún más la idea de que La Luna está fuertemente vinculada a los aspectos naturales e instintivos del hombre.

Detalle de los rayos de la carta de La Luna en el tarot de Marsella

La gran cantidad de rayos que surgen de los bordes de La Luna, así como la variedad de colores que estos presentan, son sinónimo de la gran influencia que esta carta tiene en la propia Tierra y en todos los planos de existencia del ser humano.

Detalle de los perros de la carta de La Luna en el tarot de Marsella

Para algunos expertos del tarot, los dos perros recuerdan a guardianes del inframundo: en la mitología griega, por ejemplo, encontramos al can Cerbero, aquel perro de tres cabezas y mascota del propio Hades. Pero no son monstruos que se han de derrotar, sino, por el contrario, intentar domar, pues representan nuestro lado instintivo.

Detalle cangrejo de la carta de La Luna en el tarot de Marsella

El cangrejo (o langosta) que vemos en el estanque es uno de los elementos principales de la carta: es una clara referencia al signo zodiacal de Cáncer, pues la Cuarta Casa no solamente tiene como símbolo a dicho animal sino que su elemento es el agua y está regida por la misma Luna.

Si analizamos los significados numerológicos de este Arcano Mayor del tarot, vemos que “18” es “1 + 8”, es decir, nueve, un número que representa, como último dígito de la serie decimal, el fin de un ciclo o de una fase de la vida y la gestación para comenzar una nueva; así, los dos perros parecen liberar su lado instintivo reverenciando a la Luna para luego convertirse en los mismos niños que veremos en el siguiente Arcano, El Sol. Asimismo, en astrología es un número que nos habla de sabiduría y conocimiento espiritual.

La omnipresencia del color amarillo en el suelo, en las plantas y en las dos torres puede recordar a la misma arena: todos estos elementos son castillos de tal material que refieren a la parte imaginativa e ilusoria que corresponde con este naipe.

Lectura de esta carta en una tirada

La Luna en el tarot suele anunciar desilusiones, caprichos, fantasías, exceso de imaginación y tendencia a dejarse llevar por los instintos más básicos, como la voracidad por la comida, la vaguería, etc.

Si bien la lectura de este Arcano XVIII puede resultar, por momentos, compleja, en líneas generales podemos decir que, en una tirada del tarot, este naipe invita a cuestionarnos y a preguntarnos sobre la sensación de pertenencia que tenemos en nuestro actual entorno y de cómo podemos tener momentos de poca claridad y mucha confusión sobre qué camino elegir y qué acciones debemos realizar en los próximos días.

Puesto que esta carta anuncia desconcierto y falta de claridad, su aparición en una tirada también nos invita a que confiemos más en nuestros instintos y menos en lo que captamos por nuestros sentidos, pues así estaremos más cerca de descubrir engaños y fantasías, y poder eliminar falsas esperanzas e ilusiones de grandeza.

La Luna nos invita a buscar y seguir nuestro propio camino, aunque no sepamos en estos momentos hacia dónde nos puede llevar. Hemos de confiar, de nuevo, en nuestra intuición. Encontrar este camino no es solamente saber qué hacer y qué no, sino también aprender cuales son nuestros miedos y debilidades para así usarlos a nuestro favor.

Por otra parte, no podemos dejar de lado que esta carta tiene muchas connotaciones negativas, como hemos adelantado. Hemos de estar atentos a posibles engaños y mentiras, incluso de aquellas personas más cercanas a nosotros. Hemos de vigilar si hay sujetos que se aprovechan de nosotros en la situación actual; de nuevo, confiando más que nunca en nuestra intuición.

En la misma línea, también advierte que un gran secreto será finalmente revelado. Por ejemplo, puede señalar una infidelidad o una traición de alguna amistad cercana. Es el momento de intentar escapar de la prisión de nuestras emociones para así tener una imagen más clara de lo que sucede a nuestro alrededor.

Por otra parte, este Secreto incita a que si tenemos ganas de realizar algún viaje lo hagamos por mar, pues nos puede llenar de buenas energías. Puede también predecir que aquellas personas con cierta sensibilidad onírica podrán próximamente experimentar sueños lúcidos o visiones.

En cuanto a salud se refiere, anuncia fecundidad y gestación: en una mujer puede indicar un embarazo o bien la educación y crianza de algún hijo; también puede indicar problemas circulatorios, enfermedades nerviosas y paranoia. El carácter de Gran Madre de esta carta anuncia que es un momento idóneo para disfrutar de la propia familia, sobretodo si se tiene hijos de edad pequeña; es importante cuidar del hogar.

La Luna nos avisa que tengamos cuidado con los celos sin sentido y con aquellas relaciones triviales y superficiales que solamente están marcadas por el placer físico y la pasión. En cuanto a otro tipo de relaciones sociales, este Arcano es sinónimo de positividad, y anuncia admiración por parte de conocidos, como pueden ser colegas del trabajo o vecinos.

Asimismo, cuando sale en una tirada de tarot en la que se le pregunta por cuestiones relacionadas con el trabajo, esta nos indica éxito en aquellas labores que exijan imaginación y originalidad, así como tareas de cara al público o atención al cliente. Por otra parte, anuncia dificultad en los negocios.

Finalmente, este Arcano no anuncia abundancia de dinero, pero tampoco ausencia o problemas con ello.

Combinaciones de La Luna

A continuación, podemos ver algunas de las combinaciones de este Arcano Mayor con otras cartas del tarot cuyo resultado es importante tener en cuenta:

La Luna + El Loco

Carta de La Luna en el Tarot de Marsella
Carta El Loco en el Tarot de Marsella

“La desconfianza, la duda y la indecisión le pondrá algunas barreras cuando se encuentre en situaciones en las que ha de relacionarse con personas que no conoce del todo bien. Asimismo, vivirá ciertos deseos de escapar de los compromisos y es muy posible que, incluso, pueda llegar rechazar algo que no había imaginado posible.”

La Luna + La Fuerza

Carta de La Luna en el Tarot de Marsella
Carta de La Fuerza en el Tarot de Marsella

“Es combinación le traerá alegrías en el plano de las relaciones personales, pues es una gran señal de solidez y estabilidad. Junto a la carta del Arcano XI, además, La Luna denota que vivirá una etapa en la que generará gran atracción y magnetismo en los demás.”

La Luna + La Muerte

Carta de La Luna en el Tarot de Marsella
Carta La Muerte en el Tarot de Marsella

“Esta combinación de cartas del tarot indica problemas y fricciones en el plano laboral y profesional. El Arcano XIII, además, es un indicativo de que alguna relación contractual o actividad importante puede llegar a su fin.”

Explora otros Arcanos: