ARCANO MAYOR X

La Rueda de la Fortuna en el tarot

Carta La Rueda de la Fortuna del Tarot de Marsella

“La fortuna juega a favor de una mente preparada.”

Louis Pasteur (1822-1895)

Químico y microbiólogo francés.

Elementos

Fuego

Asociación astrológica

Júpiter

Significados

  • Cambio
  • Destino
  • Movimiento
  • Inicio de ciclo
  • Fortuna
  • Suerte
  • Providencia
  • Fin de ciclo

Introducción a este Arcano

La Rueda de la Fortuna en el tarot es el primer Arcano Mayor que no enseña ninguna figura humana. Es el naipe número X en el Tarot de Marsella y el que cierra la primera serie decimal de los Arcanos Mayores, lo que nos indica el final de un ciclo y el inicio de uno nuevo.

Si el Triunfo anterior, El Ermitaño en el tarot, hacía referencia a la meditación, a la contemplación y, en cierta medida, a la lentitud, La Rueda de la Fortuna expone todo lo opuesto: esta carta describe cambio, velocidad, decisiones apresuradas, suerte (o infortunio) e imprevistos.

Este Arcano proviene, originariamente, de la diosa de la mitología romana conocida como Fortuna: la diosa de la buena y de la mala suerte, representada muchas veces con los ojos vendados y la responsable de los sucesos impredecibles que le acontecían al ser humano. Ella no solamente es la antagonista de la inmutabilidad del destino, sino también la responsable de la rueda encargada de la reencarnación, de los nacimientos y de las sucesivas muertes.

Debido a ello, no tenemos por qué extraer malas connotaciones de esta carta, pues, en última instancia, es un Arcano que nos murmura acerca de las opciones que tenemos en nuestra vida y de aquellos caminos que podemos tomar.

Y es que, con cada movimiento y giro de la rueda, tenemos una ventana hacia nuevas perspectivas, si bien muchas veces estas lleguen de manera imprevista, sin aviso, resultando, en muchos casos, negativas.

En astrología se suele asociar a La Rueda de la Fortuna con el quinto planeta del sistema solar: Júpiter.

Descripción de la carta de La Rueda de la Fortuna

En esta carta del tarot vemos una especie de mecanismo que consiste en una rueda sujeta por dos postes -no exactamente iguales- provenientes de una plataforma, todos de color amarillo, y la cual tiene una manivela de color blanco.

Del centro de la rueda, justo en la zona donde se acopla la manivela, observamos una pieza esférica de color rojo de la cual nacen seis radios de color blanco pero cubiertos de color azul en su zona interior. Dicho mecanismo reposa sobre un suelo ondulado de color carne con trazos negros y que transmite mucha inestabilidad.

Sobre esta rueda vemos tres animales -o algo parecido a animales- sujetos a ella: uno que sube, otro que baja, y otro que permanece inmóvil, en la parte superior, sobre una plataforma de color amarillo. Los que se sujetan a la rueda visten ropas humanas, mientras que el de la parte superior porta una corona dorada.

El primer animal -o personaje-, el de la parte izquierda de la carta, está descendiendo y su cabeza mira hacia nosotros. Su cara parece la de un diablillo o, tal vez, un mono; su cuerpo es completamente de color carne y viste un tipo de falda roja y azul.

Por su parte, el animal de la derecha posee rasgos similares a los de un conejo, aunque para muchos se asemeja más a un perro; su piel es de color amarillo y viste una prenda en su torso de color azul con una especie de faldón rojo.

Finalmente, la figura que se encuentra en la zona superior, mas elevada, sentada sobre una plataforma, parece una clase de esfinge, es decir, un ser compuesto por cuerpo de león, y alas y cabeza humana. Este “demonio” tiene su cuerpo desnudo y su piel es completamente de color azul; sus alas son de color rojos, y sostiene, con su mano izquierda, una espada blanca, mientras porta sobre su cabeza una corona de oro de cinco puntas.

Carta de La Rueda de la Fortuna en el tarot Universal de Waite

Carta de La Rueda de la Fortuna (Tarot Universal Waite)

En esta carta vemos que Tifón está representado por una serpiente, mientras que la figura de Anubis y la Esfinge se mantienen más parecidas a la de la carta del tarot de Marsella, si bien esta vez no visten ropas humanas. Llama la atención la presencia de otras cuatro figuras, todas de color dorado y las cuales aparecen consultando un libro: un león, un toro, un águila y un ángel. Todas ellas forman el conocido Tetramorfo: son las cuatro criaturas del profeta Ezequiel y, a su vez, la representación de los cuatro elementos, a saber, Tierra, Aire, Agua y Fuego.

Explicación de los colores

El significado de los colores tiene una gran importancia en esta carta de La Rueda de la Fortuna.

Empezando por la figura de la izquierda, esta es de color carne, lo que en el tarot indica que no desciende por la rueda como resultado de su propia voluntad. Ahora bien, su falda roja y azul significa que su parte instintiva y pasional guarda un rasgo de espiritualidad que le ayuda a ser consciente de su destino.

Por su parte, el animal de la derecha es de color amarillo, transmitiéndonos que tiene un dominio del intelecto mucho más alto que el animal previo y que la parte espiritual es más fuerte que la parte pasional o terrenal; ello le permite reprimir sus pasiones, pensar más claramente y, por tanto, ascender en la rueda.

La esfinge que aparece sentada en la parte superior tiene la piel de color azul, aludiendo a que su espíritu alberga una capacidad total para la contemplación y la reflexión, si bien la corona que porta de color amarillo significa que su poder está regido, en última instancia, por una inteligencia superior o divina. Las alas rojas son símbolo de fortaleza y vitalidad, mientras que el blanco de su espada personifica una justicia universal, pura, imparcial y veraz. Finalmente, el amarillo de la plataforma en la que se sienta el personaje indica que la inteligencia es la base donde permanecer inmutable frente a cualquier cambio bueno o malo que suceda.

Los postes y la base de La Rueda de la Fortuna, como hemos comentado, son de color amarillo, lo que en el tarot señala que es, de nuevo, el intelecto el encargado de sostener y ser el pilar de todos los cambios evolutivos que acontecen al alma humana.

Por último, pero no por ello menos importante, el color carne de la propia rueda y del suelo donde esta se asienta es un indicativo de que todo cambio se lleva a cabo en el mundo físico y material.

Significado de La Rueda de la Fortuna

La Rueda de la Fortuna en el tarot simboliza el movimiento cíclico y constante de toda vida humana y del propio universo. Los principales significados que suelen asociarse a esta carta son: “suerte”, “destino”, “movimiento”, “cambio” e “inicio o fin de un ciclo”.

Su número, el diez, es sinónimo en numerología de transición de un ciclo a otro: de fin, pero también de inicio. Y es que 10 es 1 + 0 = 1, es decir, un nuevo comienzo.

Se suele identificar a este número y a este naipe con las distintas fases de evolución del ser humano, así como la idea de la reencarnación del alma, pues esta es algo que sobrevive a través de todas las diferentes existencias materiales, evolucionando hacia niveles superiores con cada nuevo ciclo de muerte y nacimiento, siempre en busca de la perfección.

La manivela de color blanco nos señala que el movimiento de esta rueda y, por tanto, de nuestra propia evolución como seres humanos es algo que forma parte de nuestra capacidad de elección y de nuestro libre albedrío, pues ella nos permite -a través de nuestra fuerza de voluntad- retroceder, frenar o acelerar el movimiento y, por ende, nuestro ritmo de evolución. Esta pieza de La Rueda de la Fortuna nos indica que somos nosotros mismos los dueños y responsables de nuestro propio destino.

Llama la atención la ausencia de figuras humanas en este Arcano; esto puede representar que La Rueda de la Fortuna es una carta que se encuentra a un nivel superior de la circunscripción del hombre, es decir, en un plano completamente espiritual, pues es allí donde se definen o determinan todos los destinos.

Detalle centro de la carta La Rueda de la Fortuna en el tarot

El centro de la rueda de color rojo significa acción y fuerza, representando el dinamismo del elemento; es accionado por una pieza de color blanco, lo que indica que su puesta en marcha es pura y veraz. Finalmente, los seis radios de color azul y blanco denotan el contacto con la parte espiritual e intemporal.

Detalle soporte de la carta La Rueda de la Fortuna en el tarot

La Rueda de la Fortuna se mantiene sobre una estructura de color amarillo, lo que indica una inteligencia superior y una fuerte voluntad como soporte o sustento de las bases por las cuales todo el sistema funciona. El que reposen sobre un suelo irregular de color carne indica que su acción se realiza en el mundo físico.

Detalle color de la carta La Rueda de la Fortuna en el tarot

Podemos apreciar en esta carta del tarot que el color carne -o piel- de la propia rueda es una clara señal de que, al igual que el suelo en el que reposa, toda su actuación, movimiento y actividad se realiza en el plano material.

Análisis de las figuras

Analizando las tres figuras de esta carta del tarot, vemos que la de la izquierda, al estar descendiendo y mirándonos de frente, puede indicar que lo hace por fuerza mayor, de manera no voluntaria y obligado por principios del universo (algo que parece indicarnos en la expresión de su cara). Se ha relacionado muchas veces a este figura como el elemento pasivo y negativo de la rueda, pues se la ha asociado con la divinidad griega de la destrucción, Tifón. Por otra parte, su movimiento descendente también puede ser debido a que su acción se ejecuta en el plano material o inferior.

La figura de la derecha, al estar ascendiendo y ser de color amarillo, nos indica que es gracias a la inteligencia por la que puede su espíritu alcanzar un nivel superior. Se ha asociado a esta figura con el dios con cara de perro egipcio Anubis, encargado de proteger las tumbas y encargado de guiar hacia el otro mundo a los muertos; debido a ello se le considera el elemento positivo e integrador de La Rueda de la Fortuna. Su movimiento ascendente denota el movimiento de un alma cuando muere: del plano material al celestial, del plano inferior al superior.

Finalmente, la figura o esfinge de la parte superior de La Rueda de la Fortuna representa lo misterioso e incierto de la búsqueda de nuestra evolución. Su corona y espada denotan que su justicia es inexorable, pues nos transmite que es a la vez un guardián y un vigilante de quien sube y de quién baja. La composición de esta figura, representada por varios animales “fusionados”, significa, a su vez, el punto de unión de los cuatro elementos: Agua, Aire, Tierra y Fuego.

Lectura de esta carta en una tirada

La Rueda de la Fortuna es un Arcano con variedad de interpretaciones en un tirada o lectura de tarot, las cuales dependerán -sobretodo- de las circunstancias vividas por el consultante.

Cuando sale en una tirada indica que el consultante se verá envuelto en una serie de cambios que generarán circunstancias favorables y beneficiosas para sus objetivos. Es posible la aparición de cambios inesperados que generen nuevas oportunidades en su vida.

Así, es una carta cuyo cambios que anuncia siempre son favorables, siendo sinónimo de éxito y buena suerte. Ahora bien, todos estos cambios inesperados no están sujetos a nuestra capacidad de decisión, sino que se encuentran fuera de nuestro control, si bien podemos usarlos como impulsos para conseguir nuestros objetivos; podrían ser nuevas oportunidades laborales o bien la aparición de nuevas personas en nuestro círculo social.

Frente a estas circunstancias cambiantes y positivas y la aparición de nuevas oportunidades se iniciará un nuevo ciclo o etapa personal capaz de generar cambios en uno mismo que le impulsarán a un estadio emocional y espiritual superior.

Es un gran momento para pasar página, de emprender un gran viaje o bien una nueva etapa emocional más constructiva. Sobretodo, nos invita a que reflexionemos sobre las cosas fortuitas que nos han sucedido, tanto positivas como negativas, y que aprendamos a aceptarlas para poder usarlas en nuestro favor.

En varias ocasiones, este naipe suele significar la compra de un nuevo medio de transporte, como una motocicleta o un automóvil, incluso un posible cambio de domicilio.

Si nos centramos en temas de salud, La Rueda de la Fortuna indica cambios positivos en esta: enfermedades que parecían no terminar empezarán a remitir. En general, indica buena salud y rejuvenecimiento.

Es un tiempo ideal para explotar la creatividad y aquellas ideas innovadoras que nos vienen a la mente; estas pueden generar grandes oportunidades en el trabajo o en los negocios. También puede indicar un cambio del propio trabajo, siempre en sentido positivo. Asimismo, es un momento ideal para comenzar nuevas relaciones comerciales.

En temas sentimentales y de amor, este Arcano revela que tendremos una consolidación y un enriquecimiento de las actuales relaciones, mientras que es muy posible la aparición de un nuevo amor, si bien pueda ser más parecido a un capricho que busca sanar las heridas de una antigua pareja.

En cuanto a dinero, esta carta es sinónimo total de “suerte” en ambos sentidos: tanto para ganar como para perder, si bien suele tender más a ganancias que a pérdidas.

Sea cual sea nuestra situación, La Rueda de la Fortuna nos enseña que depende solamente de nosotros mismos aprovechar los cambios inesperados en nuestra vida para poder crecer en todos los planos de nuestra existencia como personas.

Combinaciones de La Rueda de la Fortuna

A continuación, podemos ver algunas de las combinaciones de este Arcano Mayor con otras cartas cuyo resultado es importante tener en cuenta:

La Rueda de la Fortuna + La Sacerdotisa

Carta La Rueda de la Fortuna del Tarot de Marsella
Carta La Sacerdotisa en el Tarot de Marsella

A nivel económico no verá afectaciones negativas, sino más bien que tenderá a un equilibrio ideal. La Sacerdotisa nos indica que en gran medida se debe al gran trabajo y esfuerzo de administración que está usted realizando.”

La Rueda de la Fortuna + El Ermitaño

Carta La Rueda de la Fortuna del Tarot de Marsella
Carta de El Ermitaño en el Tarot de Marsella

“Las actividades diarias que suele realizar sufrirán de un cambio positivo pero relativamente lento; es importante entenderlo y tener paciencia. El Ermitaño y su sabiduría, por otra parte, fortalece la idea de que pronto verá cómo nuevas estructuras comenzarán a establecerse a su alrededor.”

La Rueda de la Fortuna + La Estrella

Carta La Rueda de la Fortuna del Tarot de Marsella
Carta de La Estrella en el Tarot de Marsella

Se acercan alegrías en su vida y verá cómo, a nivel afectivo, su entorno se siente a gusto con usted. En sus relaciones notará una mejora, sobretodo en cuanto a armonía y equilibrio se refiere. La presencia de La Estrella en esta tirada del tarot, además, señala que llegará a acuerdos fructíferos en su círculo más íntimo.”

Explora otros Arcanos del tarot: